Feed on
Posts
Comments

Un equipo internacional liderado por la Universidad de Granada ha demostrado que esta hormona antioxidante puede proteger el intestino delgado de las ratas de las consecuencias de su irradiación (generación de graves úlceras), protegiendo las mitocondrias y reduciendo la inflamación y la muerte celular. Puede visualizar el estudio completo aquí.

El grupo investigador de la Universidad de Granada que ha desarrollado este trabajo.

Fuentes: Las Provincias, Granada Hoy

Comments are closed.