Feed on
Posts
Comments

Álvaro Martínez  es una autoridad mundial de la Oncología radioterápica y lleva varios días en Vigo para asistir al Congreso Nacional de Radiocirugía que se celebra en Baiona. Trabaja en el 21st Century Oncology de Michigan y creó la  Radioterapia Guiada por Imagen. En Baiona explicó el futuro de la radioterapia aplicada al Alzheimer.

¿Qué cambió la radioterapia guiada por imagen?
La radioterapia sin imágenes en tiempo real es una radioterapia ciega, como si no vieras lo que estás haciendo. La radioterapia con imágenes te abre los ojos y te muestra los órganos internos normales y la relación con el cáncer, de esa formas uno puede guiar el haz radiante y tener la certeza de que la dosis de radiación se ha administrado en el tumor y no al lado del tumor, donde uno creía que estaba. Por otro lado, si tienes la imagen viva en tiempo real estás viendo donde tiene hoy el tumor porque los tumores se mueven, el paciente ha podido comer más o menos ese día, tener gas en el intestino o está respirando más rápido, esto produce movimientos de los órganos internos. Si no los puede ver no los puede corregir y adaptar el tratamiento a la imagen de hoy.
Imagino que para la Oncología ha sido una revolución.
Una revolución completa. Hoy en día los radio-oncólogos no pueden pensar en la posibilidad de administrar estos tratamientos sin estas guías porque uno se siente muy inseguro, no sabe qué esta haciendo, sería como estar ciego.
¿Lo usan todos los hospitales en el mundo? ¿Y en España?
No lo puede usar  todo el mundo porque tiene un coste, esas máquinas no son baratas. No todos los centros en España lo tienen, diría que por lo menos el 50% ya lo tienen, esto significa que el 50% de los pacientes españoles están mejor tratados gracias a esta tecnología.
¿En qué tipo de cánceres es más eficaz?
Hay una lista muy  grande, entre ellos los cánceres de mama, próstata, pulmón, el digestivo, tumores cerebrales y otros.
Hablando de tumores cerebrales, ¿es efectiva esa terapia con protones que querían unos padres británicos para tratar a su hijo y que fue muy polémico porque había motivado su salida del hospital y del país?
Claro que sí, lo que pasa es que una unidad de protones cuesta 150 millones de euros, entonces ¿cuántos centros pueden pagar eso para una ganancia del 10%? Si usted es el niño el 10% es importantísimo, pero si usted es un país y hay límites económicos no se pueden gastar 150 millones, no se puede  acceder a tecnologías que son muy caras.
Es muy exclusivo.
Sí, nunca será una terapia rutinaria porque el costo por paciente es de unos 150.000 euros ¿quién puede pagar eso? No digo que no sean fantásticos, que lo son, pero la aplicabilidad en este momento si no tenemos ni en el 50% de los hospitales estas máquinas con imagen dirigida que nos cuestan 3 millones de euros, menos vamos a tener la de 150 millones de euros.
A las autoridades les cuesta mucho tomar la decisión de renovar estos equipos, esperan a que se estropeen. ¿Por qué se debería apostar por esta inversión?
Lo que pasa es que los políticos y los médicos vemos las cosas muy diferentes. Los políticos necesitan votos para su reelección, dicen lo que tienen que decir para que la gente les vote, pero si al político le da un cáncer entonces va a ser el primero que va buscar un centro de estos del 50% con la tecnología para tratarse. Pero a los políticos no les interesa entender el problema de salud porque representa gastar dinero.
Usted asistió el lunes a la aplicación de una técnica pionera en el mundo que se hizo en el Hospital Meixoeiro, por la que un equipo de Oncología Radioterápica y de Cirugía Cardiaca detuvo la respiración de un paciente para radiar un cáncer de pulmón. ¿Cómo lo vio?
El grupo del doctor Víctor Muñoz es increíblemente poderoso a nivel intelectual. Quiero hacer énfasis en esto, el poderío intelectual que tiene su equipo existe en muy pocos centros de España, de modo que ustedes tienen la ventaja de tener un líder que entiende la investigación y entiende la biología y la física, sin  todo esto no se pueden hacer avances en la Medicina y por eso él ha contribuido tanto porque es un individuo con su mentalidad predispuesta a la investigación clínica, lo cual nos lleva a mejores tratamientos. Lo que vi en el hospital de Vigo fue sensacional, espectacular desde el punto de vista científico. Hay que mejorar todavía unas serie de cosas porque solo han tratado a tres pacientes, hay que ir por la curva de aprendizaje, entre más pacientes tratamos lo haremos mejor, pero quiero felicitar al grupo del doctor Víctor Muñoz porque están haciendo cosas increíbles

Fuente: Atlantico.

Comments are closed.