Feed on
Posts
Comments

El presidente de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) de la junta provincial de Las Palmas confía en que el déficit de la oncología radioterápica  esté solventado en 2015. Apunta en esta entrevista que la Consejera de Sanidad le informa puntualmente de los avances.

— Hace unos días mantuvo una reunión con la consejera de Sanidad para abordar la situación de la oncología en las Islas. ¿De qué hablaron exactamente?
— Siempre es una buena noticia reunirse con la consejera de Sanidad porque si estamos en contacto es que se están haciendo cosas en favor de los pacientes oncológicos. La reunión coincidió con la finalización del cuarto búnker –una palabra que dijo no le gusta mucho utilizar por su aseveración bélica–  y la introducción del cuarto acelerador lineal del  Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín. Y también me informó de la firma de la aprobación del proyecto de ejecución de las obras para la ampliación del área de Oncología Radioterápica en el que se construirá el quinto búnker y se ubicará el quinto acelerador lineal con el que contará el centro hospitalario.
— En esta legislatura se ha logrado dar un importante impulso a la oncología radioterápica para LasPalmas. ¿Lo considera suficiente? 
— Creo que lo más importante es que ya está en marcha, que se va solventando el déficit, y sincera mente espero que el quinto búnker y acelerador lineal estén solventados en 2015. Este proyecto tiene algo muy satisfactorio y es que se ha sacado conjuntamente la obra civil  y el aparato.
— Sin embargo, hay aceleradores lineales en activo en el Negrín que son antiguos y son necesarios sustituir…
— Efectivamente, no solo el Varian, el tercer acelerador que ya  tiene más de diez años, sino también el primero que se adquirió.
—¿Entonces, no tendemos suficiente con cinco?.
— Vamos a ver. Lo ideal sería tener seis porque tenemos casi un millón de habitantes. Efectivamente, el quinto nos viene muy bien y se va a mejorar mucho. Pero, necesitamos seis. E incluso añadiría que habría que ubicarlo en el Complejo Hospitalario Universitario Materno-Insular de Canarias. Por otro lado, también se cuenta con otras terapias como la bomba de cobalto, entre otros, que resuelve muchos tratamientos.También podemos contar con el acelerador de Hospitales San Roque Las Palmas. Lo que está claro que habrá que ir pensando en sustituir los viejos aparatos.
— Pero se continúa derivando pacientes a los hospitales públicos de Tenerife…
— Sí. Y mucho antes, cuando la situación era mucho más grave a al no contar con tantos aceleradores, se les mandaba a la Península.
— En estos últimos se ha conocido quejas de pacientes en espera por recibir tratamiento radioterápico. ¿Han llegado a la AsociaciónEspañola Contra el Cáncer (AECC) en LasPalmas?
— No se ha detectado especialmente. El protocolo funciona bien, la situación no está mal.
— La AECC está haciendo un gran esfuerzo para apoyar a afectados de cáncer y a sus familiares.
— Si, gracias a nuestros socios. Intentamos paliar las necesidades sociales que aparecen en el proceso de la enfermedad, tanto al afectado como a la familia. Les ayudamos y apoyamos en todo lo que podemos.
— ¿En esta época de recortes echa algo de menos en la asociación?
— Mire, siempre necesitamos más socios porque, curiosamente, si comparamos LasPalmas ya no con Santa Cruz deTenerife sino con Málaga o La Coruña que tienen más o menos la misma población, tenemos menos socios-colaboradores. Es decir, ellos tienen 3 ó 4.000 socios y nosotros la mitad. Yo creo que existe una confusión con otra asociación del cáncer que utiliza la palabra canaria y esto hace que tenga más tirón. Y, que hay que reconocer que está  haciendo un gran trabajo. En el caso de laAECC, es una asociación nacional que ya cuenta con 60 años de vida y un NIFpara todo el Estado español y quizás, esto presta a confusión en la población canaria. No obstante, sí que echo de menos voluntarios.
— Habla de falta de voluntarios, pero con qué perfil porque  la AECC se nutre básicamente de esta figura…
— Efectivamente tenemos muchos voluntarios que nos ayudan en muchos aspectos como en las colectas, venta de lotería, otros en la sede realizando alguna actividad, atendiendo el teléfono, en los hospitales….. pero carecemos de voluntarios a domicilio.
— Supongo que habrán situaciones familiares complicadas que requerirán de este apoyo
— Muchas. A veces los cuidadores de los afectados de cáncer, en su mayoría familiares, no tienen espacio ni tiempo para atender otras cuestiones como las bancarias o acudir a realizar la compra o incluso, salir a sentarse en una terraza a tomar café. Hace falta este voluntariado para acompañar al enfermo y dar un respiro a familiares. A la vuelta de las vacaciones trabajaremos en la promoción de este tipo de voluntariado tan necesario.

Fuente: Canarias7.

Comments are closed.