Feed on
Posts
Comments

En Ourense se han vivido unos días convulsos tras la dimisón de la Dra. Concepción Victoria, Responsable del Servicio de Oncología Radioterápica tras denunciar la falta de medios tecnológicos y humanos, que acarreó según ella el aumento en las listas de espera de los pacientes. Por su parte, la gerencia del CHUO ha tomado cartas en el asunto y ha contratado otro oncólogo radioterápico y ha explicado que los motivos de la dimisión de la responsable fueron cuestiones de tipo retributivo y personales.

Los doctores de la SEOR Alfredo Ramos y Ana Mañas, han recalcado al diario El Acueducto.com que Segovia  por población y distancia con los hospitales madrileños, debería tener al menos un acelerador lineal para evitar largos traslados a los enfermos en su delicada situación. Además ambos profesionales coinciden que el gasto estaría amortizado y justificado en muy poco tiempo.

Fuentes: lavozdegalicia, laregion, elacueducto.

 

3 Responses to “Actualidad de la semana en los hospitales españoles”

  1. Gru dice:

    No sé si la ex-jefa de radioterapia del CHUO tendrá razón o no en sus reivindicaciones, pero ojalá otras jefas (y jefes) de radioterapia estuvieran dispuestas a cuestionar a sus gerencias y dimitir en caso necesario. Lamentablemente es más habitual lo contrario, que traguen con lo que haga falta con tal de mantenerse en el cargo aunque eso suponga una merma en la calidad asistencial, y que trasladanden siempre hacia abajo la presión que no saben o no quieren transmitir hacia arriba.

  2. Alfredo dice:

    Gru, de todas formas siempre en este pais aludimos falta de medios. Pocos son los que tiran para adelante con lo que hay.
    Adelanto que no tengo ni idea de qué ha pasado en el CHOU.

  3. Edu dice:

    Alfredo, cuando no se sabe qué ha pasado en un sitio es mejor no opinar de ello. Es verdad que en España todo el mundo se queja de falta de medios, pero eso es simplemente porque siempre se suelen hacer mejor las cosas cuando tienes más medios. Pero también es verdad que en este país no dimite ni Dios, así que el hecho de que un jefe de servicio dimita «por falta de medios», teniendo en cuenta cómo está el empleo ahora mismo (y es una plaza fija a lo que ha renunciado esta persona) debería hacerte pensar en cómo es la situación allí. Y hasta aquí puedo leer, como diría Gómez Kemp.